Follow by Email

6 sept. 2012

¿Por qué ellas siempre tienen frío?

Fuente:  futurismoglobal.com



- ¡Qué frío hace!
- ¿Quieres mi chaqueta? Yo estoy bien...
- Bueno...


Más allá del matiz romántico de que te dejen una chaqueta que te va tres tallas grande, es cierto que las mujeres tienen una percepción más sensible al frío debido a las diferencias en el funcionamiento corporal según el sexo. Y es que la medicina se encuentra hasta detrás de la guerra por el termostato...


La temperatura corporal normal fue definida en el s.XIX por el Dr. Wunderlich que, a base de mediciones axilares, determinó que la temperatura corporal media de un adulto era de 36'6ºC, con una ligera tendencia a ser mayor en las mujeres. Posteriores estudios le dieron la razón, aunque esto resultaba incongruente con la percepción de que las féminas generalmente parecían ser más frioleras que sus congéneres masculinos. Esta aparente incongruencia ya la explicamos en su día en el artículo sobre la fiebre, ya que la temperatura interna no necesariamente significa sentir más calor. No obstante, resulta interesante dar un repaso a los diferentes mecanismos que regulan la temperatura en ambos sexos.

Los hombres tienen una proporción de superficie corporal respecto al volumen menor que las mujeres. Si entendemos que un mayor volumen corporal permite crear más calor, mientras que con mayor superficie corporal se pierde más calor, es fácil ver que ellos crean más calor y no lo disipan tan fácilmente como las mujeres. Otro factor que se une a lo anterior es que los hombres poseen una mayor proporción de masa muscular, que consume más calorías, de modo que, a igual volumen, un hombre produce más calor. 

Sin embargo, la naturaleza nos tenía que dar algún mecanismo para compensar este handicap; al fin y al cabo, son las hembras quienes deben proteger los fetos en caso de unas condiciones climatológicas adversas. Aunque parezca irónico ese mecanismo adaptativo que les permite mantener la temperatura es el mismo que las hace más sensibles al frío. Básicamente consiste en que las mujeres hacen vasoconstricción a temperaturas más altas. El organismo, independientemente de su sexo, tiene la capacidad de reducir el diámetro de los vasos sanguíneos más cercanos a la piel para evitar perder calor en un ambiente frío, pero las mujeres lo suelen hacer a temperaturas más elevadas que los hombres. Así que cuando bajan las temperaturas, las mujeres hacen vasoconstricción antes, por lo que la piel se enfría más rápido y sus receptores informan de ello, generando la percepción de frío a temperaturas más altas a las que lo notaría un hombre.

¿Y la grasa corporal no ayuda a mantener la temperatura corporal? La grasa sí ayuda a mantener la temperatura interna, pero recordad que un material aislante actúa en ambos sentidos, mantiene el calor en el interior del cuerpo y reduce la cantidad del mismo que llega a la piel. Así que nos encontramos con la misma situación que en la vasoconstricción, más grasa significa una menor temperatura cutánea y, por lo tanto, tener sensación de frío antes.

Fuentes:

- Kim, H. et al. "Cold hands, warm heart.The Lancet, Volume 351, Issue 9114, Page 1492, 1998

Tikuisis P. el al. "Comparison of thermoregulatory responses between men and women immersed in cold   water.J Appl Physiol. 2000 Oct;89(4):1403-11.

No hay comentarios:

Publicar un comentario