Follow by Email

2 dic. 2014

Donar el cuerpo a la ciencia

Donar el cuerpo a la ciencia era hasta hace unos años algo realmente anecdótico. Pero lo cierto es que ahora nos encontrado un aumento espectacular de las donaciones, debido a la crisis económica, pero también al cambio de mentalidad de la población. Ya somos el cuarto país en donación de cuerpos a la medicina. De hecho, algunas facultades ya no aceptan nuevos cuerpos, pues tienen superávit. Hoy profundizaremos un poco en este proceso, mucho menos conocido que la donación de órganos.

Los cuerpos donados son necesarios tanto para enseñar anatomía a los estudiantes de ciencias de la salud como para que los médicos practiquen procedimientos quirúrgicos. Si bien a día de hoy los estudiantes estamos más que acostumbrados a poder disponer de cuerpos suficientes cabe recordar que la historia no siempre ha sido así. Las disecciones más antiguas datan del s. III a.C., en la escuela de Alejandría como lugar exclusivo donde estaba permitido practicarlas. Después de la caída de Alejandría, las disecciones quedaron prohibidas y no se recuperaron hasta el s. XVI gracias al espíritu renacentista.

 
Lección de anatomía. Rembrandt

Quiero ser donante, ¿qué debo hacer?
 
Lo más sencillo es acudir a una universidad, donde el servicio de Anatomía nos informará de los trámites a seguir, que básicamente consisten en rellenar un Boletín de Donación y una fotocopia del DNI. Una vez entregado el formulario, se nos dará un Carnet de Donante. El carnet es simbólico y no suele ser imprescindible, simplemente es una manera de hacer constar nuestro deseo (igual que los carnet de donación de sangre u órganos), indica la manera de ponerse en contacto con el personal que se hace responsable de la recepción del cuerpo en caso de fallecimiento. Lo realmente importante es que las personas más allegadas sepan que queremos ser donantes, puesto que al final suelen ser ellas las que contactarán que el servicio de Anatomía.

También es importante saber que, al igual que en las donaciones de sangre y tejidos, el donante está protegido por la Ley de Protección de Datos y que se va a preservar el anonimato del fallecido. 

La Universidad corre con los gastos econónicos derivados del traslado, la preservación del cuerpo y de deshacerse de los restos una vez que ha finalizado su uso, ya sea por incineración o entierro, según lo desee el fallecido o su familia.

¿Hay algo que me impida donar mi cuerpo a la ciencia?

Son impedimentos para la donación la necesidad de la autopsia judicial y algunas enfermedades infecto-contagiosas por el riesgo para las personas que lo manipulan. En cualquier caso, siempre se practican analíticas previas a aceptar un cadáver para excluir estas infecciones.

¿Puedo ser donante de cuerpo y donante de órganos a la vez?
Hay personas que no quieren ser donantes de cuerpo porque creen que donar los órganos a otras personas es más importante y que ambas cosas son imcompatibles. En realidad, se puede formular la voluntad de realizar ambas funciones. Si es posible la persona será donante de órganos, función que tiene prioridad, pero si esto no es posible, cosa que ocurre muchas veces, siempre quedará la donación de cuerpo.

Fuentes: 
- López Nicolás, Juan José. "Manual sobre protocolos y técnicas de una sala de disección". Ed. Editum. 1997.

No hay comentarios:

Publicar un comentario